Kanaima

La noción Kanaima representa la “Conciencia” entre algunas tribus prehispánicas de las regiones colindantes con el río Orinoco, hoy Venezuela. Conciencia del latín conscientia, “con conocimiento” y “conocimiento compartido”, alude en nuestra lengua al conocimiento reflexivo de uno mismo y de las cosas.

“Cuando bajaban las aguas del Orinoco, las piragüas traían a los caribes con sus hachas de guerra.
Nadie podía con los hijos del jagüar. Arrasaban las aldeas y hacían flautas con los huesos de sus víctimas.
A nadie temían. Solamente les daba pánico un fantasma que había brotado de sus propios corazones.

Él los esperaba, escondido tras los troncos. Él les rompía los puentes y les colocaba al paso las lianas enredadas que los hacían tropezar. Viajaba de noche; para despistarlos viajaba al revés. Estaba en el cerro que desprendía la roca, en el fango que se hundía bajo los pies, en la hoja de la planta venenosa y en el roce de la araña. Él los derribaba soplando, les metía la fiebre por la oreja y les robaba la sombra.

No era el dolor, pero dolía. No era la muerte, pero mataba. Se llamaba Kanaima y había nacido entre los vencedores para vengar a los vencidos.”

Eduardo Galeano. Memorias del Fuego. I Los Nacimientos.

Todas nosotras compartimos el camino junt@s desde hace ya mucho tiempo: experiencias de aprendizaje, vivencias, reflexiones, debates , lecturas… Entre esta últimas, admiramos la belleza del relato del “Nacimiento de la Conciencia”, recogido el primer volumen de la trilogía Memorias del Fuego de Eduardo Galeano.

Comprendimos que nuestro proyecto y el propio significado de nuestra alianza, se habia ido estructurando entorno a la noción de Kanaima, dado que tuvimos que:

  • Tomar conciencia de nosotros mismos, de quiénes somos, qué necesidades tenemos, qué queremos, qué dificultades encontramos, y qué capacidades tenemos para superarlas.
  • Tomar conciencia del mundo que nos rodea, cuestionándonos y reflexionando sobre el mismo en busca del conocimiento necesario para desenvolvernos en él y proyectarnos hacia el futuro como punto clave de nuestra intervención social y educativa.
  • Tomar conciencia de la importancia de compartir nuestro conocimiento para seguir creciendo a través del proceso de enseñanza-aprendizaje.

De esta forma, partiendo desde nuestra propia experiencia vital, académica y profesional, la finalidad última y principal compromiso sobre el que descansa nuestra propuesta en Educación, es hacer tomar conciencia a nuestros estudiantes de la importancia del conocimiento consciente, despertar su curiosidad por el trabajo intelectual y la ciencia, desarrollar una actitud reflexiva y crítica ante el conocimiento académico y su estudio, activar sus propias capacidades frente a las dificultades … En definitiva, ponerlos en el camino que le lleva a colocarse al frente de su vida y dirigirla consciente y autonomamente.